Created by Templates Zoo

edu comelles

ORANGE COUNTRY. Chapter 5. El Mercantil Valenciano.

El pasado Martes tuve la oportunidad de visitar el almacén en dónde el periódico Levante se imprime. En dicho almacén a las afueras de Valencia la empresa cuenta con una máquina rotativa que imprime la edición diaria del antiguo Mercantil Valenciano así como la edición local de El Mundo. Dicha máquina mide aproximadamente unos 10 metros de alto por otros 15 de ancho y fondo y cada noche inicia su sinfonía de ruido permanente, periódicos, pasarelas, cilindros, engranajes y mecanismos.

Acudí a la cita cómo elemento infiltrado en una visita de grupo del master que realiza mi aguerrido compañero de piso y gestor cultural en gestación, el Sr. Flores, a quien aprovechamos para agradecer la oportunidad brindada.

Armados pues de dos micrófonos binaurales y nuestro siempre preparado Zoom H2 registramos distintas sonoridades industriales, ritmos estáticos y metálicos, zumbidos infinitos de máquinas semi-digitales y repeticiones rítmicas de procesos mecánicos automáticos. Toda esa sinfonía de lo industrial se ha ido construyendo encima del paseo por la fábrica que realizamos con los micrófonos binaurales. Si bien la sucesión cronológica de eventos no coincide con el recorrido real que se hizo si que se ha contemplado a nivel compositivo que haya una relación clara de recorrido.

Uno de los elementos mas interesantes que encontramos en el recorrido fue en la sala de redacción del rotativo. El redactor en jefe nos pedió que fuésemos silenciosos ya que todavía se estaba trabajando en la edición del día siguiente (eran ya las 11 de la noche) y los periodistas necesitaban concentración. Así que nos dispusimos a cruzar la amplia sala de redacción y inmediatamente nos dimos cuenta que daba igual si hablábamos o no por que el suelo resultó ser el suelo mas ruidoso jamás oído. La combinación de taconazos con el material tipo pladur de las placas del suelo construía una hermosa sinfonía rítmica de tamborileos que nos hizo pensar en ritmos sonoridades tribales y demás cosas. Podéis apreciar el suelo de la redacción hacia el minuto 1:04 de la grabación.

Así pues la combinación y la superposición de las texturas y los ritmos encontrados en dicha fábrica nos puede dar una idea de cuan arriesgado es a nivel acústico trabajar en un entorno de este tipo y lo necesario de llevar auriculares reductores de ruido. Quedáis advertidos, esta es una grabación un tanto ruidosa que seguro que al bueno de Russolo le hubiese gustado. Y terminamos recordando que la escucha es mejor hacerla con auriculares pues los aspectos espaciales se perciben mejor con ellos que sin.