Created by Templates Zoo

edu comelles

Maquetas y Paseos, vamos por partes

Foto bajo Licencias CC 3.0 Share-Alike
http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Tarragona9.jpg

Bueno ya iba siendo hora de presentar una actualización con materiales nuevos y novedades en el frente de lo sonoro. Vamos a ir por partes como bien reza el título de este post.

Paseo Sonoro Con Miguel Alonso.




El pasado domingo 13 de noviembre nos reunimos con Miguel Alonso. Antropólogo gallego afincado en Tarragona que recientemente terminó su tesis doctoral. Ésta es una etnografía sobre la Part Alta de Tarragona (el casco viejo de la ciudad). Lo interesante de esta etnografía es que centra su atención e utiliza el sonido y el paisaje sonoro* como material de campo a partir del cual, Alonso construye su etnografía de un barrio que se encuentra en plena evolución. Su tesis subraya el análisis de ambientes sonoros como herramienta etnográfica, lo cual, por razones evidentes nos interesa sumamente y sobretodo nos interesa encontrar a un investigador que sin ser compositor ni artista sonoro utiliza el ese tipo de material. Por ello su punto de vista, su manera de entender el sonido y todas estas cuestiones relacionadas con lo identitario son un soplo de aire fresco para una disciplina muy escorada hacia el arte sonoro.

Con Alonso optamos por el camino fácil, decidimos realizar una deriva sonora por el barrio objeto de su investigación y sin demasiados parámetros le pedimos que nos contara como es el paisaje sonoro de La Part Alta, que cosas suceden, que cosas han dejado de suceder y como ese sonido determina un barrio y subida.

Interesante mencionar también el formato de este documento, puesto que es la primera vez que realizamos una pieza de estas características y ha sido muy interesante abordar el paisaje sonoro desde esta perspectiva, quizás mas radiofónica o documentalista pero una manera mas de descubrir el sonido de un lugar. Seguiremos en esta senda, y esperamos mas adelante poder ofrecer documentos de este tipo.

Maquetas Sonoras.

Mi tío Rafa, lleva muchos años haciendo maquetas como hobby, hace unos pocos fue asaltado por mi madre que le pidió que realizara maquetas de célebres cementerios (ella es tanatóloga e investiga los ritos de la muerte, http://www.martallue.com). Así pues, Rafa inició un seguido de maquetas centradas en el mundo de la muerte y los cementerios. Al mismo tiempo escuché el programa de Ricard Casals Alexandrí, titulado "Els Sons Petits" (los sonidos pequeños) y empecé a pensar en sonidos pequeños, mas adelante pensé en sistemas de sonido empequeñecidos, luego paisajes sonoros reducidos y un día me dejé unos auriculares de oreja sonando, se escuchaba todo,.... sin llevarlos puestos, se escuchaba el sonido que podría ser reproducido "en grande" pero sonaba pequeño. Al poco, aparecí yo y le pregunté  a mi Tío Rafa que que le parecería sonificar sus maquetas. En un principio esta propuesta puede rozar lo anecdótico, sin embargo la idea aquí era romper el maleficio y las ganas de resonar en grandes espacios, y empezar a pensar como sonar, en espacios muy reducidos.

¿Qué pasa cuando algo suena pequeño? qué situaciones se generan al construir un espacio de la escucha de unos pocos centímetros? Estas y otras preguntas nos las hacíamos cuando pensábamos como sonificar una maqueta y sobretodo porqué. Y finalmente formalizamos el primer prototipo de paisaje sonoro a escala. Este es una maqueta de un cementerio perdido en un bosque semi-tropical, basado en fotografías de un cementerio de colonos europeos abandonado en Nueva Zelanda. Las fotografias las tomó mi madre en uno de sus envidiables viajes.

La maqueta es una superfície cuadrada de unos 40 cm de lado con una caja inferior en dónde esconder altavoces. El bosque en miniatura está surcado por 6 orificios del diámetro de auriculares de oreja. Estos agujeros se encuentran ocultos entre la maleza y dispersos por toda la superficie de la maqueta.

Al insertar los auriculares y disparar una composición equalizada ex-profeso para dichos auriculares, se consigue un efecto de paisaje sonoro reducido muy "creíble". en el vídeo que os dejo a continuación podéis haceros una idea del efecto, sin embargo es en directo como este se percibe plenamente. El sonido envuelve la maqueta, la dota de vida y se distribuye de forma igual.

Hay muchos puntos a mejorar y ajustar, por ejemplo, este tipo de auriculares no reproducen frecuencias grabes y por lo tanto es complejo añadirle sonidos mas profundos, todo queda en un rango medio-alto lo cual, para escenas rurales funciona muy bien, insectos y pájaros encajan en estos rangos de frecuencia. Otra cuestión es la panoramización del sonido. Contando con seis auriculares tenemos tres en el lado izquierdo, tres en el derecho, lo que he hecho es cruzar los auriculares y forzar paneos en todos ellos, así se consigue cierta plurifocalidad que dota de mayor complejidad a la composición.


Sonidos a Escala (test 01) from edu comelles on Vimeo.
 
Por ahora esto es un prototipo pero ya he pedido a Rafa hacer un paso mas allá y arriesgarse con otros entornos, quizás urbanos, rurales o marinos, no sabemos todavía, pero esto puede evolucionar y llegar a algo. Al fin y al cabo la idea es generar sistemas de escucha y exposición de paisaje sonoro utilizando herramientas muy comunes en lo museístico.

*A pesar de que el término no se ajuste a los planteamientos de Alonso, él prefier buscarle otra denominación, como ambientes sonoros urbanos, espacio acústico o entorno sonoro. Si bien este debate daría para unas cuantas tesis, él argumenta que el término proviene de una cultura visual mas que de una cultura sonora y que por ello deberíamos replantear esos referentes y buscar nuevos terminos acuñados des de la fenomenologia sonora.  

Nosotros por aquello de buscar un lugarcomunísmo seguiremos usando el término Schaferiano.